(57)(1)600 0929 - 520 3806 - 520 3636 (57)314 392 2455 Cr.23 #124-87 Consultorio 206 Torre 2, Bogotá.
Si te gusto compartelo...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
  • Giardiasis Parásitos Intestinales. Endoscopia en Bogotá.

    Si te gusto compartelo...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

    gardiasisLa giardiasis es una infección del intestino delgado consecutiva al protozoario flagelado Giardia Lamblia. Se encuentra en todo el mundo y es más común en áreas con deficiencia sanitaria. En EEUU y Europa es el  protozoario intestinal patógeno más frecuente se estima en EEUU existen entre 100.000 a 2.5 millones de infectados. Los grupos de riesgo son viajeros que viajan a áreas endémicas y toman aguas contaminadas, zonas agrestes, homosexuales e Inmunodeprimidos. Pueden presentarse como brotes  en guarderías infantiles e instituciones residenciales.

    El microorganismo se encuentra en las heces como trofozoito flagelado y quiste. Sólo su forma quística es infecciosa por vía oral; los trofozoitos se destruyen con la acidez gástrica. Los seres humanos son el reservorio para el patógeno. En condiciones húmedas y frías adecuadas los quistes pueden sobrevivir en el ambiente por semanas o meses. Los quistes se trasmiten por contaminación fecal del agua o los alimentos, por contacto entre personas o por contacto sexual anal-bucal. La dosis infecciosa es baja; solo se requieren unos 10 quistes. Después de ingerir los quistes; los trofozoitos emergen en el duodeno y yeyuno. Pocas veces hay daño epitelial  e invasión mucosa. La hipogammaglobulinemia, los niveles bajos de IgA secretora en el intestino, la aclorhidria y la desnutrición favorecen la infección.

    Manifestaciones clínicas. El 50% de las personas infectadas no tienen infección detectable y el 10 % son portadores asintomáticos de quistes y 25 a 50% presenta un síndrome diarreico agudo. La diarrea aguda puede curarse en forma espontánea, pero a menudo va seguida de
    diarrea crónica. El periodo de incubación común es de una a tres semanas, aunque puede ser más prolongado. La enfermedad inicia en forma súbita o gradual. Es posible que al principio no se detecten quistes en las heces. La fase aguda puede durar días o semanas y casi siempre es auto limitada, si bien en ocasiones la excreción de quistes es prolongada. En ocasiones la infección inicial provoca diarrea aguda profusa y es necesario hospitalizar al paciente más común en niños pequeños. Los síntomas típicos de enfermedad crónica son cólicos abdominales, distensión, flatulencia, nauseas, malestar y anorexia. La fiebre  y el vómito son infrecuentes. La diarrea nunca es intensa en la fase crónica de la infección. Las heces son grasosas y espumosas y fétidas, sin sangre, pus o moco. La diarrea puede ser diaria o recurrente y es factible que halle estreñimiento entre los episodios diarreicos. Los síntomas pueden persistir semanas o meses.  Con frecuencia hay pérdida de peso. En ocasiones la enfermedad crónica incluye malabsorción, incluida  enteropatía perdedora de grasa y proteína y las deficiencias de vitaminas.

    Laboratorio:

    El diagnóstico suele hacerse con la identificación de trofozoitos o quistes en las heces; la sensibilidad del examen en fresco fecal es del 50 al 80% para una sola muestra y del 90% para tres muestras. En general ya no se recomienda la obtención de muestras del contenido duodenal con una prueba de cordón ni la biopsia, pero estas últimas son útiles en individuos muy graves o inmunodeprimidos. El análisis de  antígenos cuenda la sospecha es elevadas es más sencillos y baratos que los análisis fecales repetidos, éstas pruebas son de 85-98% sensibles y del 90-100% específicas.

    Tratamiento:

    Incluye

    • Metronidasol 250 a 500 mg. Orales cada 8 horas por 5-7 días o tinidasol 2 gr. Por vía oral en dosis única.
    • La nitazoxanida 500 mg. Orales 2 veces por día por tres días casi siempre se tolera bien pero puede tener efectos colaterales gastrointestinales leves.
    • La furasolidona 100 mg.  Cuatro veces al día por 7 días es muy efectiva.
    • El albendasol 400 mg a día por 5 días tiene efecto similar.
    • La paramomicina 500 mg.  3 veces por día por 7 días es un poco menos eficaz pero más segura (si se considera  el potencial mutágeno del metronidazol, tinidasol y la furasolidona) en mujeres embarazadas.
    • El hervir el agua por un minuto y el uso de filtros con poros menores de 1um puede ayudar a prevenir la propagación.

    Bibliografía.

    1. Huang DB et al. Una revisión actualizada del Criptosporidium y de la Giardiasis. Clínicas Gastroenterológicas de Norteamérica. 2006  junio35  (2). 291-314.

    2. Diagnóstico Clínico y tratamiento Lange 2010. (49ª edición en inglés) Stephen J Mc Phee. Maxime A. Papadakis Pág 1371-1372.

    Dr. Guillermo Segundo Pérez González MD. Gastroenterólogo. Médico Internista Bogotá.
    Endoscopia Bogotá.Colombia.Tel.5203636-3806.

    Si te gusto compartelo...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
    Leave a reply →

Leave a reply

Cancel reply
Si te gusto compartelo...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn