Teléfonos: 57 1 6000929-5203806 :: Ubicación: Cr.23 #124-87 Consultorio 206 Torre 2, Bogotá.
Si te gusto compartelo...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La inyección de tóxina botutlínica puede llevar a la cicatrización de la fisura en un  65% de los pacientes. Se han reportado algunos efectos adversos raros  como la incontinencia: las dosis varian desde  20 uds. A 80 uds. No existe  acuerdo sobre la dosis óptima, el sitio de la inyección ó el número de inyección requerida. Se recomienda (1) un total de 20 uds divididas en varias dosis  dentro del esfínter interno a cada lado de la fisura.

Tratamiento

El tratamiento de la acalasia contempla un enfoque multidisicplinar según las características del trastorno (forma clásica, por compresión, espástica), la edad y el deseo del paciente por los diferentes tratamientos existentes. Generalmente, el tratamiento de primera elección es la dilatación neumática del cardias. Esta técnica es sencilla y eficaz (> 75 % tras una primera sesión). Los pacientes jovenes responden peor (sobre todo los varones). Si fracasa el tratamiento endoscópico se recurre a la miotomía quirúrgica por vía laparoscópica con una eficacia superior al 80 %, aunque ésta va disminuyendo con el tiempo. La inyección de toxina botulínica es una opción menos agresiva que las dos anteriores y que tiene su utilidad en determinados subgrupos de pacientes. Así en enfermos de edad muy avanzada, con pluripatología asociada o que no desean la dilatación o el tratamiento quirúrgico es una buena opción. La toxina botulínica bloquea la liberación de acetilcolina en la membrana presináptica de las neuronas del s. nervioso autónomo parasimpático en la unión GE, provocando la disminución de la presión del EEI (hasta un 50 %). La forma de administración es la dilución de 100 U de la toxina en 5 cc de SSF (sin que se formen burbujas) para posteriormente inyectar 25 U en los cuatro cuadrantes justo por encima de la unión GE. Se recomiendan agujas de esclerosis >= 4 mm de longitud para que penetren profundamente en la submucosa. Se recomienda repetir la dosis a los 30 días ya que de esta forma se incrementa la respuesta al 80 % (55 % si se administra una sola inyección) durante 1 año. Como efecto secundario destaca la aparición de dolor torácico tras la inyección (25 %). Su inconveniente es la pérdida de respuesta con el tiempo que obliga a nuevas inyecciones (75 % de respuesta con la 2ª inyección y menor en las siguientes) debido a la formación de anticuerpos con la T. botulínica. Los pacientes de edad avanzada y aquellos con acalasia espástica (vigorosa) tiene una mayor respuesta mantenida.

 

Si te gusto compartelo...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn